Blog

« Atrás

Voluntariado Ambiental: Razones para iniciar la participación ciudadana

Voluntariado Ambiental: Razones para iniciar la participación ciudadana

Albano López (Natura y Cultura Servicios Ambientales SL)

12 de junio de 2019

Seguramente te suene esa frase de: «voluntariado ambiental… jornada para quitar suciedad o limpiar residuos en el entorno». Aunque es cierto que esta tarea se realiza, el voluntariado ambiental en algo mucho más rico en experiencias y merece la pena descubrir lo que supone y todo lo que aporta a las personas que participan.

En primer lugar, la actividad de voluntariado ambiental te ofrece la oportunidad de conocer a otras personas con tu mismo perfil, tus valores y tus inquietudes, personas de todas las edades. Participar abre la puerta a nuevas amistades. Tus redes sociales se extenderán más allá de las nuevas tecnologías y los «me gusta», aquí abrirás relaciones personales de calidad, más humanas, próximas, reales y enriquecedoras.

Disfrutarás de experiencias atractivas y conocerás otros espacios de ocio y tiempo libre que quizás te estás perdiendo. Son incontables las actividades que se organizan y en las que puedes participar: censos de especies de fauna, plantación y cuidado de especies vegetales, vigilancia en espacios privilegiados donde puedes disfrutar de paisajes estupendos, campañas en playas y humedales,…

Merece la pena destacar que el voluntariado ambiental es, en esencia, movimiento; supone abandonar el sofá y la TV y fomenta las actividades al aire libre, la acción y el ejercicio físico —un pilar fundamental para la salud—. La relación con el entorno natural y agrario, o con la propia ciudad, recorrer cauces fluviales y espacios naturales son parte de muchas de las acciones que se realizan.

Y sorpresa: descubrirás muchas de tus habilidades, y otras las adquirirás. Aprenderás cosas que difícilmente se aprenden con los estudios. Esto es importante desde el punto de vista profesional —si vas a trabajar pon en el currículum tu experiencia de voluntariado, se valora—. Hay que señalar que las actividades de voluntariado ambiental están dirigidas por personal técnico con buenas capacidades y conocimientos, y que también aportan mucho las compañeras y compañeros de vivencias.

Somos seres éticos por naturaleza biológica. Hacer algo por el mundo en el que vivimos y por las personas que viven hoy, o que vivirán en el futuro —un punto de conexión con la sostenibilidad: generaciones futuras—, te hará sentir mejor contigo, mejora tu autoestima. Estas vivencias suponen cambios en la visión y la percepción del concepto de calidad de vida.

Es muy importante saber que darás, pero también recibirás, y sobre todo, serás protagonista del cambio y la mejora del medio ambiente y de la sociedad en general. ¿Qué más se puede pedir? Solo queda despertar y a disfrutar.